Diario de Puebla -

Cuatro asesinados en Londres, incluyendo a una mujer embarazada.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo que la policía estaba trabajando las 24 horas del día después de que cuatro personas fueran asesinadas en un sangriento período de 28 horas por la capital británica, incluyendo una mujer embarazada que fue apuñalada hasta la muerte.

Kelly Mary Fauvrelle, de 26 años, estaba embarazada de unos ocho meses cuando murió en la madrugada del sábado 29 de junio en el sur de Londres. El bebé nació y permanece en estado crítico. Un hombre de 29 años está bajo custodia policial.

En tres incidentes separados, dos hombres murieron apuñalados y un tercero tras una pelea, mientras continuaba la ola de asesinatos violentos que se ha apoderado de la capital. Cinco personas han sido arrestadas.

La oleada de muertes ha llamado la atención del presidente estadounidense Donald Trump y del rapero británico Stormzy.

«Nuestro Grupo de Trabajo sobre Delitos Violentos, financiado por el Ayuntamiento, trabaja día y noche para mantener seguras las calles y comunidades de Londres», dijo Khan en Twitter.

«La violencia contra las mujeres es endémica en la sociedad y los asesinatos devastadores en el hogar, como éste, muestran la magnitud del problema al que nos enfrentamos. Mis oraciones están con este niño inocente, y con la madre que ha perdido tan trágicamente.»

La ola de crímenes violentos ha sido aprovechada por Trump, quien dijo a principios de este mes que el alcalde Khan era un «desastre» y que la situación «sólo empeoraría» si no era reemplazado.

Stormzy usó un chaleco a prueba de puñaladas blasonado de Union Jack, diseñado por el artista callejero Banksy para su histórica y políticamente cargada actuación en el Festival de Música de Glastonbury el viernes.

La Primera Ministra Theresa May ha estado luchando contra las acusaciones de que la escasez de fondos de la policía, así como los recortes en los servicios sociales, han contribuido al aumento de la incidencia del crimen con cuchillos.

Según las estadísticas oficiales, hubo 285 apuñalamientos mortales en Inglaterra y Gales en 2018, el nivel más alto desde que comenzaron los registros hace más de 70 años.

Boris Johnson, el ex alcalde de Londres que es el favorito para reemplazar a May como primer ministro en julio, ha prometido aumentar el número de policías si es elegido.

La Policía Metropolitana dijo que estaban trabajando día y noche para perseguir a los delincuentes y sacar las armas de la calle.

Añadir comentario